jueves, 5 de abril de 2007

La urbe sin barreras

La sala Espacio Ciudad de Vitoria acoge una exposición sobre la transformación urbana llevada a cabo en Berlín tras la caída del Muro en 1989

Recogido de
N. A. n.artundo@diario-elcorreo.com/VITORIA
La desaparición del Muro de Berlín en 1989 fue todo un símbolo del final de una era, la de los regímenes comunistas que algunos historiadores los consideran definitorios del siglo XX. Pero la ciudad germana, que había sufrido los destrozos de la Segunda Guerra Mundial y había permanecido dividida por aquella pared, experimentó un fuerte revulsivo arquitectónico, al desaparecer el elemento que la partía físicamente.

Ahora, la sala Espacio Ciudad de Vitoria acoge una exposición -organizada por el Ayuntamiento, la Diputación y el Instituto Goethe alemán- en la que se muestra a Berlín «antes, después de la guerra y hasta 2010», según explicó el edil de Urbanismo, Jorge Ibarrondo, al presentar ayer este conjunto. El concejal popular aprovechó la ocasión para establecer un paralelismo entre el mítico muro y las vías del ferrocarril vitoriano como estructura que rompe la continuidad del espacio urbano.

Por su parte, el filólogo y ensayista Chistoph Strieder, comisario de la exposición, apuntó que en Europa «Vitoria tiene fama de ser una de las ciudades con más equilibrio en su desarrollo urbanístico». El especialista, que recibe frecuentes consultas de arquitectos y urbanistas, explicó que Berlín ha experimentado «una reconstrucción crítica, ya que la reorganización de la ciudad se ha hecho en base a la importancia del elemento histórico» y se ha buscado rehacer el plano que tradicionalmente tenía.

La exposición se estructura en torno a tres grandes aspectos. Una serie de planos «que pueden entender todo el mundo» presentan los edificios que se han construido desde los años 40 y los que se incorporarán a este espacio urbano hasta 2010. Esta parte permite ver el reparto del suelo en diferentes momentos, lo que equivale a «contar la historia de la ciudad», según Strieder.

Edificios característicos

Los edificios y espacios más característicos de Berlín aparecen en fotografías de diversas épocas, dentro de la segunda zona de la muestra. El último apartado de la exhibición se centra en una treintena de edificios, cuyos proyectos se presentan con la misma importancia, pese a que entre ellos se dan tanto las firmas de grandes arquitectos -Gehry, Pei, Koolhaas, Oriol Bohigas, o Chipperfield- como las de jóvenes que dan sus primeros pasos en este campo.

Obras tan emblemáticas como las embajadas nórdicas, el edificio Daimler-Chrysler, la Cancillería, el Museo Judío, la ampliación del Museo de Historia Alemana o el Instituto Sartre retratan a Berlín. En conjunto, la muestra presenta una urbe con un importante impulso urbanístico y arquitectónico, que llega a una Vitoria «en pleno debate sobre qué ciudad queremos tener, sin perder la esencia de lo que ha sido», enmarcó el teniente de diputado general Carlos Samaniego.

1 comentario:

José V. Cos dijo...

Es que algunos políticos piensan que todas las oportunidades son válidas para sacar el anticomunista que llevan dentro y para utilizar estéticas fáciles como estas : destrozos, guerras, división , paredes, elementos que parten físicamente,….

Y luego es que muestran un oportunismo de lo más ramplón …”paralelismo entre el mítico muro y las vías del ferrocarril vitoriano como estructura que rompe la continuidad del espacio urbano”. Qué ciudad, que paisanaje, qué Territorio.